BIEN AIR- SUIZA

Bien-Air Dental es una empresa suiza con sede en Biena desde 1959 que desarrolla instrumentos dirigidos a los diferentes ámbitos de la odontología. Los productos de Bien-Air son conocidos por su calidad y su objetivo es simplificar el trabajo diario de los profesionales.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Todo comienza en Moutier (Suiza), en un tradicional bistró de pueblo del célebre valle de la relojería o «Watch Valley». En una pausa para el café, David Mosimann, mecánico de precisión con espíritu emprendedor, conversa con un dentista sobre las prestaciones limitadas de los instrumentos rotativos de este último. En su afán por mejorar el trabajo diario de este médico, David Mosimann se embarca en la aventura de producir manualmente sus primera piezas. Poco a poco el proyecto crece y, en 1959, la empresa Bien-Air ve la luz en un garaje de la ciudad de Bienne.

Desde sus inicios, Bien-Air destaca y consolida sus conocimientos sobre micromecánica. Las primeras turbinas producidas por la empresa son consideradas como las más fiables y las más resistentes del mercado. En su incesante búsqueda de innovaciones, la empresa da un gran salto en la década de 1970 y lanza sus primeros motores eléctricos. Reconocidos por su precisión y por sus excepcionales prestaciones, los instrumentos Bien-Air pronto fueron muy valorados y utilizados por los dentistas.

Los conocimientos y las tecnologías punteras desarrolladas por la empresa también resultan ser de gran utilidad y muy pertinentes para la fabricación de otros tipos de instrumental médico abriendo así la vía a nuevos horizontes. Asimismo, Bien-Air decide diversificarse y poner sus competencias al servicio de la cirugía ORL, de la cirugía plástica y de la neurocirugía. Como consecuencia de ello, en 2001 la empresa decide separar las actividades relacionadas con la odontología de las relacionadas con la microcirugía y crea las divisiones Bien-Air Dental y Bien-Air Surgery. La gama de productos se amplía al tiempo que se cultivan los valores de la empresa. Año tras año, Bien-Air sigue revolucionando el mundo de la medicina con su oferta de instrumentos rotativos y sistemas innovadores a la par que fiables y fáciles de usar.

En 1994, Vincent Mosimann toma las riendas de la empresa Bien-Air. El hijo de David Mosimann se compromete así a hacer perdurar el espíritu familiar de la empresa y proseguir con la filosofía de su padre, simplificar el trabajo de los médicos.

Con sede en Bienne, dos plantas de producción y montaje en Noirmont (Suiza) y ocho filiales, Bien-Air cuenta hoy en día con más de 400 empleados en todo el mundo. Productos fiables e innovadores, una red de distribución de calidad y uno de los mejores servicios de atención al cliente convierten a Bien-Air en el especialista por excelencia de los instrumentos rotativos y de sistemas médicos.